CualCirujano.com

La verdad acerca del uso de ácido hialurónico y los biopolímeros en los gluteos.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un componente natural de la dermis, que es la capa de piel situada bajo la epidermis. También se encuentra en las articulaciones y los cartílagos. Su función es dar soporte a los tejidos y permitir su hidratación, ya que absorbe hasta 1000 veces su peso en agua.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

Con el paso del tiempo, la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, lo que trae como consecuencia la aparición de las líneas de expresión. La aplicación del ácido hialurónico permite recuperar la hidratación en la piel, por lo que adquiere un aspecto mucho más liso y ayuda a disminuir las arrugas.

¿En dónde se aplica el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico actualmente se aplica en tratamientos faciales para conseguir efectos rejuvenecedores.

¿Se puede aplicar ácido hialurónico en los gluteos para aumentarlos?

Este producto es de un costo muy alto, aproximadamente cada mililitro cuesta entre 360 y 500 dólares. Si se utilizara en los gluteos se necesitarían mínimo unos 200 cc, por lo que realizar este procedimiento sería demasiado costoso. Actualmente NO se utiliza el ácido hialurónico para aumentar los gluteos.

¿Pero hay sitios web, lugares, personas que aseguran aplicar ácido hialurónico en los gluteos?

Esto constituye un engaño. Es muy frecuente que personas inescrupulosas ofrezcan inyectar ácido hialurónico en los gluteos a un precio bajo, lo cual no es posible porque como se mencionaba anteriormente, el producto verdadero tiene costos muy altos. Lo que realmente estas personas inyectan son biopolimeros.

¿Qué son los biopolímeros?

Son productos que pueden ser derivados del petróleo como la vaselina o ser de origen vegetal o sintético. Estos últimos provienen principalmente de la silicona, aunque también pueden contener otras sustancias como el metacrilato.

¿Por qué son peligrosos?

Los biopolímeros son productos que no están autorizados por lo que no tienen ningún control sanitario. Al ser inyectados en la piel, el organismo los identifica como un compuesto extraño, lo que ocasiona una reacción defensiva que hace que el biopolímero sea encapsulado y se formen abultamientos y grumos. Lo cual también puede llevar a que se produzca inflamación excesiva.

Además, puede suceder que estas sustancias se trasladen de lugar agrandando el problema ya que por ejemplo no sólo se van a afectar los gluteos sino también la cadera o la parte baja de la espalda.

Los biopolímeros son tan peligrosos que pueden desencadenar problemas de salud muy graves que conlleven a la muerte del paciente.

¿Cuánto tiempo después de la aplicación de biopolimeros se comienzan a manifestar los problemas?

No hay un tiempo determinado, depende del organismo. En ocasiones las personas presentan problemas inmediatamente después de que les han sido aplicados los biopolímeros. En otros pueden pasar meses, incluso años antes de que se manifiesten las contraindicaciones pero sin importar el tiempo siempre son de gravedad.

¿Cómo se puede evitar ser víctima de caer en estos engaños?

Es muy importante que las personas se informen adecuada y ampliamente sobre los diferentes procedimientos estéticos y cirugías plásticas que se pueden realizar para embellecer el cuerpo. Es pertinente que investiguen cuáles procedimientos están regulados e igualmente recurrir a personal médico autorizado y que cuente con las credenciales que acrediten su trabajo. Esta información se consigue a través de los ministerios de salud y asociaciones de cirujanos plásticos de cada país.

¿Entonces qué procedimiento se debe utilizar si se quiere aumentar el tamaño de los gluteos?

Existen dos procedimientos autorizados: La gluteoplastia, que consiste en aumentar el tamaño a través de la inserción de implantes de silicona y la lipoinyección, en la cual se inyecta grasa del mismo cuerpo del paciente. También para estos procedimientos debe informarse y acudir a personal autorizado.


Admirar la belleza

"Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece."

Franz Kafka (1883-1924) Escritor Checo