Tipos de anestesia

La anestesia es una situación que los pacientes no siempre valoran de forma indicada y que sirve para evitar sorpresas no deseadas, además de superar de mejor manera la cirugía plástica.

La definicion de anestesia tiene que ver con el procedimiento que bloquea las capacidad táctiles y motoras para que una persona se encuentre en un estado de relajamiento y no sienta dolor en una reacción física en su organismo, en este caso, una intervención quirúrgica.

El cirujano debe proporcionarle a la persona la información requerida para preparar la cirugía plástica. Lo que ocurrirá antes, durante y después de la cirugía. Eso incluye la participación del anestesiólogo, aunque en algunos procedimientos no es necesaria la inclusión de este especialista en el equipo de trabajo.

Existen diferentes tipos anestesia y cada una de ellos presenta diferentes características. Por tanto, la administración de una u otra depende del tipo de intervención quirúrgica que se llevará a cabo, además de circunstancias particulares de cada caso y el estado del paciente que se someterá a la operación.

Este procedimiento bloquea el dolor del paciente, algo trascendental en la medicina moderna, tomando en cuenta las complicaciones que traería realizar una cirugia sin anestesia, tanto para la persona invervenida como para el cirujano.

Tipos de anestesia para cirugía plástica

El cirujano, el paciente y, en los casos necesarios, el anestesiólogo, deben escoger entre una gama de opciones para llevar a cabo este proceso en la operación, tomando en cuenta el tipo de cirugía y las circunstancias que rodean el caso.

Hay algunas clases de anestesia más utilizadas que otras, siempre dependiendo con las necesidades de cada paciente y el procedimiento quirúrgica que se realizará. A grades rasgos, la anestesia en cirugia plastica se puede dividir de la siguiente manera:

Anestesia general

La persona permanece inconciente durante la cirugía, sin conciencia ni recuerdo. Consiste en que el paciente se encuentre inconsciente o dormido durante el procedimiento. Se da una relajación total de los músculos y ausencia de dolor. Al despertar, el paciente no recordará nada de lo que pasó durante la operacion. Se puede administrar por vía intravenosa o por inhalación de gases o vapores al respirar a través de una mascarilla o tubo.

Anestesia local

Evita el dolor en una parte específica del cuerpo. Puede ser inyectada o aplicada y se utiliza en intervenciones pequeñas que abarcan áreas pequeñas del cuerpo. Es la única en la que el cirujano sin presencia del anestesiólogo.

Anestesia local más sedación

Elimina el dolor de una parte del cuerpo mientras elpaciente respira por cuenta propia, estando consciente o semi-dormido, nunca dormido completamente.

Anestesia regional

Bloquea el dolor a través de un fármaco en un área más extensa del cuerpo. Uno de los ejemplos es la epidural, que insensibiliza por debajo de la cintura o por encima de la cintura. Se da una sedación del paciente y suministro de oxígeno. Sirve en procedimientos como lipoesculturas pequeñas e incluso para prótesis mamarias.

Existen operaciones que pueden realizarse tanto con anestesia general como con anestesia local, como puede suceder con una rinoplastia. Por tanto, el cirujano y el paciente tendrán que determinar cuál es el mejor procedimiento en cada caso. En la mayoría de los casos de anestesia cirugia, el anestesista deberá estar presente antes, durante y después de la cirugía para asegurarse de que el paciente recibe en todo momento la dosis adecuada.

Tipos de anestesicos más comunes

Para llevar a cabo una cirugia sin dolor, es importante tomar en cuenta los anestésticos utilizados por los especialistas, que dependen si se trata de una anestesia general, regional o local.

Los anestésicos generales o bien para una anestesia regional, pueden clasificarse de la siguiente forma:

  • Hipnóticos: propofol, tiopental, etomidato, midazolan y ketamina, elhalotano, isoflurano, desflurano, sevoflurano y óxido nitroso (NO2)
  • Analgésicos mayores: Opioides naturales (morfina) o sintéticos (fentanilo, petidina, alfentanilo y remifentanilo)
  • Relajantes musculares: Tubocurarina, Metacurina, Doxacurio, Pancuronio, Pipecuronio, Galamina, Rocuronio, Atracurio, vecuronio, mivacurio, cisatracurio, succinilcolina y Decametonio.
  • Otras sustancias: anticolinérgicos (atropina), benzodiazepinas (midazolan o diazepam) y anticolinesterásicos (Neostigmina, Pridostigmina y Edrofonio), que revierten el efecto de los relajantes musculares.

En cuanto a lo más utilizado en anestesia local, estos son los tipos de anestésicos más comunes:

  • Duración larga (más de 60 min): Tetracaína, Bupicaína, Cocaína, Prilocaína, Articaína, Lidocaína y Procaína / Novocaína
  • Duración media (entre 30 y 90 min): Mepivacaína.
  • Duración corta (entre 5 y 20 min): Benzocaína y Oxibuprocaína / Benoxinato.
  • Duración muy corta (segundos): Cloruro de etilo

En la actualidad, los anestésicos locales y generales son muy seguros, sobre todo cuando son administrados por los especialistas. Además, siempre es importante conocer acerca de cualquier situación que pueda ser evitada durante el procedimiento.

Consulta preanestésica

Antes de ser intervenido quirúrgicamente, es importante que el paciente sea valorado por el anestesiólogo para darle confianza sobre el proceso que se llevará a cabo. Además, se debe analizar el historial clínico y el tipo de cirugía plástica que se efectuará, con el fin de determinar la mejor forma de anestesia en cirugia que se puede realizar.

La medicación antes de la cirugía y la aplicación de la anestesia es importante para que el paciente esté tranquilo y somnoliento a la hora de ingresar a la sala de operaciones. Para ésto se pueden utilizar anticolnérgicos -que disminuyen secreciones en las vías respiratorias- y benzodiacepinas (tranquilizantes).

Después de la cirugía

El procedimiento se puede ver afectado de forma positiva o negativa por la anestesia para cirugia plastica y los primeros cuidados postoperatorios.

El dolor puede ser muy variable, aunque en gran parte de los pacientes no es muy intenso, especialmente si se han utilizado anestésicos locales.

Algunos riesgos conocidos suelen ser:

  • Agitación y lucha con el tubo endotraqueal
  • Hipertensión súbita, que puede ser debido a una reacción a la hipotensión realizada en el período operatorio
  • Frío y temblores provocados por la hipotermia (por eso es requerido utilizar mantas térmicas)
  • Náuseas o vómitos postoperatorios, provocados por haber ingerido sangre o aire

En resumen, tanto la anestesia en cirugia plastica como la anestesia en cirugia general son muy seguras hoy en día, sobre todo si se trata de operaciones realizadas con profesionales médicos capacitados y experimentados.

Por tanto, este proceso cuenta con muchísimos puntos a favor a la hora de compararse con una posible cirugia sin anestesia, tanto para cirujanos como para las personas atendidas. Eso sí, siempre es relevante que el paciente siga las instrucciones del cirujano y colabore en el proceso.