Abdominoplastia o cirugía del abdomen

La cirugía de abdomen, también llamada abdominoplastia o dermolipectomía abdominal, es un procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción de la pared abdominal que ayuda a reducir de la piel suelta del abdomen, remodelar caderas y a eliminar estrías y grasa abdominal.

¿Quiénes pueden realizarse una cirugía de abdomen?

Usted es un candidato potencial para una abdominoplastia si presenta un considerable exceso de piel, estrías y flacidez en las zonas media y baja del abdomen o depósitos de grasa considerables, que no se reduzcan ni con ejercicio ni con dieta. No obstante, recuerde siempre que un cirujano plástico calificado es la persona indicada para evaluar sus posibilidades de someterse a este procedimiento quirúrgico.

¿Quiénes no deben realizarse esta operación

La abdominoplastia está contraindicada en pacientes fumadores, ya que éstos presentan problemas de cicatrización, por lo que existe un riesgo importante de necrosis del colgajo cutáneo abdominal. Si usted fuma, le recomendamos dejar el hábito definitivamente o, de ser esto imposible, por lo menos evitar consumir cigarrillos entre tres y cuatro semanas antes de la operación.

Asimismo, ni las personas con buena elasticidad de la piel ni los pacientes con obesidad mórbida deben realizarse esta operación porque la abdominoplastia jamás podrá sustituir a un buen régimen de dieta y ejercicios.

Por otro lado, las mujeres que deseen quedar embarazadas, o piensen hacerlo en un futuro, deben evaluar en conjunto con su cirujano hasta qué punto deben o no realizarse una abdominoplastia porque, a pesar de que la operación puede ser realizable, el procedimiento podría conllevar complicaciones durante el embarazo.

¿Cómo se realiza la cirugía de abdomen? ¿Cuánto tiempo toma?

La cirugía de abdomen tiene una duración en promedio de tres a cuatro horas y se realiza por medio de una incisión transversal en el pubis (zona en la que quedará la cicatriz), por el pliegue abdominal inferior. Inmediatamente se separa la piel y la grasa de la pared abdominal, se estira y se elimina el exceso de piel y de grasa, para luego definir el contorno y devolver el tono a la pared abdominal a partir de puntos realizados en los músculos rectos del abdomen. Finalmente, se procede a suturar la piel, en la parte baja del abdomen y alrededor del ombligo, y se dejan tubos de drenaje para evitar la acumulación de fluidos.

En ocasiones puede ser necesaria la realización de una liposucción para moldear el contorno corporal. No obstante, la persona más indicada para evaluar cada caso es, en definitiva, un cirujano calificado.

¿Qué tipo de anestesia requiere esta operación?

La abdominoplastia se lleva a cabo bajo anestesia general o local, así que, para prevenir complicaciones durante la cirugía, es importante evitar tanto medicamentos que contengan aspirina, como fumar durante las dos semanas anteriores a la cirugía.

¿La abdominoplastia deja cicatriz?

El proceso inevitablemente deja cicatriz porque es necesaria una incisión horizontal para eliminar la grasa y la piel sobrante. No obstante, un buen cirujano siempre tratará de realizar el corte en un lugar poco visible aunque el largo de cada cicatriz dependerá de cada paciente.

Por lo general, entre tres y seis meses después de la cirugía, la cicatriz se aplanará, aclarará y mejorará notablemente.

Después de mi cirugía de abdomen, ¿cuánto tiempo debo quedarme en la clínica?

Los pacientes que se someten a una cirugía de abdomen por lo general requieren de entre 24 y 72 horas de hospitalización.

¿Cómo debo prepararme para esta cirugía?

Lo más importante es que se reúna con su cirujano, cuantas veces sea necesario, para aclarar dudas, explicarle sus expectativas y escuchar sus recomendaciones. Además, como se trata de una cirugía que requiere anestesia general, es recomendable que conozca al anestesiólogo que le atenderá y éste deberá notificarle el tipo de anestesia que utilizará y le hará firmar un consentimiento escrito.

Un cirujano ético deberá solicitarle la realización de exámenes preoperatorios, con el fin de evaluar su estado de salud general y, el día de la operación, la enfermera verificará que usted se encuentre apto para la realización de la cirugía.

El cirujano suele solicitar el lavado del área a intervenir con un jabón antiséptico y, en ocasiones, receta medicación preoperatoria.

Es importante que evite consumir alcohol y fumar, durante el mes anterior a la cirugía y en el proceso postoperatorio.

Después de mi cirugía de abdomen, ¿cuánto tiempo debo quedarme en la clínica?

Los pacientes que se someten a una cirugía de abdomen por lo general requieren de entre 24 y 72 horas de hospitalización.

¿Cómo debo cuidarme después de una abdominoplastia?

Es conveniente que repose moderadamente durante los primeros tres días, con las piernas dobladas (puede usar almohadas para ello) y procure caminar con buena postura a partir el mismo día de la cirugía, a pesar de la hinchazón que pueda llegar a sentir. Además, deberá usar una faja post operatoria que le ayudará con las molestias y la inflamación.

Los dolores que se padecen luego de una abdominoplastia por lo general son controlables con medicación. Sin embargo, le recomendamos evitar levantar peso y acudir a todos los controles post-operatorios que hayan sido programados por su cirujano.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación? ¿Cómo es el postoperatorio de esta cirugía?

Los drenajes suelen ser retirados entre 1 y 4 días después de la operación y las suturas luego de entre 10 y 14 días. No obstante, la cicatriz continuará en estado delicado hasta que hayan transcurrido seis meses y la desinflamación podrá tomar de tres a cuatro meses en disminuir.

Algunos pacientes se reincorporan a su rutina luego de pasadas dos semanas de la intervención quirúrgica. Sin embargo hay quienes necesitarán de tres a cuatro semanas de recuperación.

Para acortar el período de recuperación y mejorar la desinflamación, es recomendable realizar ejercicios suaves.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

La abdominoplastia es considerada una intervención segura siempre que sea realizada por profesionales capacitados. No obstante, en ocasiones los pacientes puede presentar complicaciones postoperatorias como infección en las heridas, hematomas, sangrado excesivo, seromas, abscesos o alteraciones en el color de la piel y en la sensibilidad del abdomen. Recuerde que una buena alimentación y ejercicio periódico son las claves para perdurar los resultados de la abdominoplastia.