Blefaroplastia - Cirugía de párpados

En ocasiones, un rostro de apariencia cansada y envejecida puede recuperar su frescura con intervenciones en puntos estratégicos de la cara. El caso de la cirugía de párpados, o blefaroplastia, es un claro ejemplo de esto. En la blefaroplastia, el cirujano remueve el exceso de piel y grasa del párpado superior, lo cual levanta párpados caídos, rejuvenece al rostro y mejora su aspecto cansado. Por lo general, este procedimiento se realiza en hombres y mujeres mayores de 30 años aunque en ocasiones es solicitado por personas menores.

Esta cirugía puede complementarse con otros procedimientos que, al igual que ella, también persiguen el rejuvenecimiento del rostro, mas no detienen la aparición de arrugas, como la cirugía de la frente, lifting facial, BOTOX, elevación de cejas, entre otros.

El cirujano plástico es la persona indicada para evaluar su caso y sugerirle llevar a cabo, o no, la blefaroplastia o sus procedimientos complementarios.

¿Quiénes normalmente se realizan esta cirugía?

La mayoría de las personas que se practican la cirugía de párpados o blefaroplastia son hombres y mujeres mayores de 30 años. Sin embargo, cuando hay problemas con los párpados(generalmente inconvenientes en la visión) en algunos casos es necesario practicar este procedimiento a personas más jóvenes.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

Para realizar una blefaroplastia, el cirujano recurre a la realización de finas incisiones en las líneas naturales de los párpados por los que podrá proceder a remover grasa y exceso de piel. De hecho, la cirugía de párpados se categoriza según el área en la que se realizan los cortes:

  • Blefaroplastia superior – incisiones realizadas a lo largo de la línea de pliegue del párpado superior
  • Blefaroplastia inferior – incisiones realizadas a lo largo de la línea del pliegue de las pestañas inferiores
  • Blefaroplastia superior e inferior – incisiones realizadas en los párpados superiores e inferiores.
  • Blefaroplastia conjuntival: incisiones realizadas por dentro de los párpados, que permiten remover grasa mas no eliminar exceso de piel.

¿Cuánto tiempo demora una cirugía de párpados?

Una blefaroplastia toma entre una y dos horas en ser realizada.

¿Qué tipo de anestesia se emplea en la blefaroplastia?

Dependiendo del caso, la preferencia del paciente y la opinión del cirujano, la blefaroplastia o cirugía de los parpados se puede realizar con anestesia local, anestesia local más sedación o anestesia general.

¿La cirugía de párpados deja cicatriz?

En el caso de blefaroplastias inferiores y superiores, sí quedan cicatrices aunque éstas son casi invisibles, y completamente disimulables, porque las incisiones suelen realizarse en los pliegues del párpado superior y debajo de la línea de las pestañas inferiores.

En el caso de las blefaroplastias conjuntivales, no quedan cicatrices porque las incisiones se realizan por dentro del párpado.

¿Cuánto tiempo permaneceré en la clínica?

La blefaroplastia es una cirugía ambulatoria y, por esta razón, al finalizar la cirugía y después de un breve tiempo de recuperación usted podrá regresar a su casa.

¿Cómo debo cuidarme después de una blefaroplastia?

Tras una cirugía de párpados, es común que aparezcan molestias visuales, morados e hinchazón en el contorno de sus ojos. Estos síntomas son normales y desaparecerán en la medida en que transcurra el proceso de recuperación. En caso de empeorar, debe llamar de inmediato a su cirujano.

Los puntos suelen ser retirados entre cuatro y cinco días después de la intervención, exceptuando en las blefaroplastias conjuntivales, en las que se emplean puntos reabsorbibles.

Le recomendamos usar lentes oscuros, colocarse compresas frías de agua o suero fisiológico y evitar exponerse al sol durante ocho días, broncearse durante tres meses, fumar, ver pantallas de televisión o computadora por períodos prolongados y esperar un mes para realizar ejercicios aeróbicos suaves y dos para retomar rutinas más exigentes.

¿Cuándo podré retomar mi rutina?

Transcurridos ocho días, usted podrá volver a sus actividades normales.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

La blefaroplastia se considera un procedimiento seguro, por lo que no suelen presentarse complicaciones de importancia. Además, si usted sigue adecuadamente las instrucciones e indicaciones de su cirujano, minimizará las molestias.

No obstante, algunos pacientes presentan lagrimeo, infecciones y alteraciones en la apertura y cierre de los párpados. Si usted llega a manifestar molestias que, en lugar de mejorar, empeoran, consulte de inmediato con su cirujano.