Cirugía Reconstructiva

La cirugía reconstructiva es una de las grandes áreas de la cirugía plástica y cuenta con diferencias claras con respecto a la cirugía estética, ya que su objetivo es reparar dificultades o afecciones de salud en el cuerpo.

Como su nombre lo dice, la cirugía reconstructiva tiene como función principal el reconstruir un zona anatómica perdida o afectada por distintos motivos. Si bien no es posible inventar los tejidos, se puede realizar un trabajo que plasma resultados excelentes a nivel físico y psicológico.

La cirugía reconstructiva conlleva un buen porcentaje de las actividades de los cirujanos plásticos y tienen una connotación muy seria, ya que en algunos casos pueden tratarse complicaciones que ponen en riesgo la vida o la calidad de vida de un paciente.

La cirugía reconstructiva debe efectuarse para mejorar la salud, mientras que la cirugía plástica estética, es como su nombre lo dice para mejorar la apariencia estética del paciente.

En un porcentaje menor, la cirugía reconstructiva también trata de corregir los problemas causados por cirugías, como en casos de cicatrizaciones o reconstrucciones oncológicas, como por ejemplo en pacientes que debieron ser intervenidos para extirpar tumores.

Los implantes y trasplantes anatómicos suelen ser habituales dependiendo de cada caso, para completar una reconstrucción exitosa. Como sucede con los procedimientos estéticos, es trascendental que el paciente acuda a un profesional reconocido y con las certificaciones de instituciones nacionales y/o regionales.

¿Para qué sirve la cirugía reconstructiva?

La cirugía reconstructiva tiene múltiples aplicaciones y dependerá del caso específico para conocer el alance y la metodología a elegir por el cirujano. Entre los casos más habituales para corregir con cirugía reconstructiva se encuentran los siguientes:

  • Secuelas de procedimientos de oncología: Están orientados a incrementar tanto la funcionalidad como la estética, en un esfuerzo conjunto entre los oncólogos, cirujanos, especialistas en rehabilitación y cirujanos plásticos.

  • Traumas maxilofaciales: Busca la corrección de deformaciones en la cara o el cráneo, que se han producido por males congénitos o golpes.

  • Quemaduras: El tratamiento de las quemaduras dependerá de la profundidad y la forma del daño, para encontrar soluciones permanentes y efectivas con tal de mejorar la calidad de vida del paciente.

  • Cirugía de las manos: La corrección de problemas en las manos tiene un panorama muy amplio y múltiples procedimientos para aplicar. El especialista deberá elegir la técnica a emplear, el alcance y el objetivo según cada caso.

  • Malformaciones congénitas: En la mayor parte de malformaciones congénitas, el origen es desconocido. La cirugía reconstructiva ayuda a corregir deformaciones de este tipo, a través de diferentes técnicas. En algunas ocasiones, puede formarse un equipo de trabajo entre el cirujano plástico y otros especialistas como ortodoncistas, genetistas, otorrinolaringólogos, etc.

Candidatos

No todas las personas pueden ser candidatos idóneos para cualquier tipo de cirugía, por lo que el cirujano encargado debe tomar en cuenta el estado general de salud, alergias, estilo de vida y otras informaciones relevantes que se deben comentar en las sesiones previas.

El especialista solicitará exámenes para conocer datos específicos del paciente si lo considera necesario, con tal de tener seguridad de que no habrá mayores complicaciones a la hora del procedimiento y que se lograrán los resultados deseados.

La cirugía reconstructiva también trata de corregir los problemas causados por cirugías, como en casos de cicatrizaciones o tratamientos oncológicos.

La diferencia entre la cirugía reconstructiva y la cirugía estética es que la cirugía de reconstrucción no es selectiva sino fundamental para el paciente a nivel de funcionamiento corporal.

La cirugía reconstructiva es un tratamiento o procedimiento quirúrgico que debe efectuarse para mejorar la salud del paciente, mientras que la cirugía plástica estética se relaciona con los procedimientos para mejorar la estética o apariencia de partes del cuerpo.