Mentoplastia de reducción

Cuando el mentón es demasiado prominente, la armonía del rostro se ve afectada, y es necesario reducirlo hasta alcanzar un tamaño que guarde proporción con el resto de la estructura facial. Para esto, los cirujanos recurren a la realización de una mentoplastia de reducción.

¿A qué edad puedo someterme a una mentoplastia de reducción?

Los cirujanos recomiendan esperar hasta que el paciente cumpla los 16 años o hasta que culmine su proceso de desarrollo tanto físico como psicológico.

¿Cómo se realiza una mentoplastia de reducción?

La mentoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico que consiste en la modificación de la estructura y proyección del mentón a partir de la remodelación de las proporciones de su hueso y de la eliminación de su exceso.

Para llevar a cabo una reducción de mentón, el cirujano realiza una incisión pequeña cerca del labio inferior del paciente aunque, en ocasiones, puede realizarla debajo del mentón. Seguidamente, el cirujano extrae el hueso ubicado en la punta del mentón, elimina su exceso y lo remodela en función de la forma y contorno ideales para el rostro del paciente.

Para estabilizar la modificación del hueso, el cirujano usualmente utiliza una placa de titanio y posteriormente sutura las incisiones realizadas en la zona intervenida.

¿Cuánto tiempo demora una mentoplastia de reducción?

La cirugía para la reducción del mentón usualmente toma entre dos y tres horas en ser realizada.

¿Qué tipo de anestesia se necesita?

En la cirugía de reducción del mentón se usa anestesia local, aunque puede eventualmente requerirse el uso de anestesia general. Esto dependerá de la complejidad de cada intervención y de las características de la zona a tratar.

¿Cuánto tiempo debo permanecer en la clínica, tras una mentoplastia de reducción?

Al tratarse de una cirugía de carácter ambulatorio, usted podrá regresar a su casa apenas se recupere de la anestesia.

¿Esta cirugía deja cicatriz?

Al igual que sucede con la mentoplastia de aumento, todo dependerá de la técnica empleada por el cirujano que realice la intervención. Por ejemplo, si las incisiones se realizan en la zona interna de la boca, la cirugía no suele dejar cicatriz y, si las incisiones se realizan debajo del mentón, en ocasiones puede quedar una pequeña cicatriz visible, la cual mejorará con el paso del tiempo.

¿Cuándo podré apreciar los resultados de una mentoplastia de reducción?

Usted podrá observar resultados parciales de la mentoplastia de reducción apenas supere la hinchazón y hematomas consecuencia de la intervención quirúrgica, lo cual tarda entres dos semanas y tres meses. Sin embargo, los resultados definitivos podrán apreciarse al año de la operación.

¿Cómo debo cuidarme después de una mentoplastia de reducción?

Después de la mentoplastia de reducción usted debe tener absoluto reposo y procurar mantener la cabeza erguida y el tronco elevado con almohadas, para evitar dolores de cabeza y la aparición de hematomas. Asimismo, es importante que evite mover los brazos y la exposición al sol y al calor.

Le sugerimos además lavar su rostro con jabón neutro, hasta que el cirujano le retire los puntos (lo cual suele suceder después de una semana), y tomar regular y consistentemente los analgésicos y antibióticos recetados por su médico.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

A pesar de que las complicaciones suelen ser pocas, es probable que usted presente hematomas o hinchazón durante semanas o meses, mientras el hueso cicatriza. Asimismo, pueden surgir problemas de cicatrización y, como no se descarta la posibilidad de que aparezca alguna infección, es importante que tome regularmente los antibióticos y analgésicos recetados por su cirujano.

Otras molestias que pueden presentarse son las alteraciones en la sensibilidad de la zona, el daño de terminaciones nerviosas aledañas, y la aparición de manchas rojas en la piel, también llamadas equimosis.

Es importante que consulte con su cirujano en caso de presentar molestias que no mejoren con medicación recetada.