Ritidoplastia, lifting, estiramiento o rejuvenecimiento facial

Con el paso de los años, la pérdida de elasticidad, la exposición al sol, el efecto de la gravedad y la repetición de algunos gestos hacen que la piel del rostro se relaje y que las líneas de expresión se acentúen. Por este motivo muchos pacientes optan por someterse a una cirugía de rejuvenecimiento facial, también llamada riditidoplastia, lifting o estiramiento, procedimiento diseñado para quienes desean recuperar lozanía en su cara y corregir los ángulos alterados por la gravedad y por el paso del tiempo.

¿Quiénes son candidatos para una cirugía de rejuvenecimiento facial?

Por lo general, esta cirugía se realiza en hombres y mujeres mayores de 40 años, sanos, emocionalmente estables y con expectativas realistas, que presentan exceso de piel y pérdida de tono muscular y/o de ángulos en su rostro.

¿En qué consiste una cirugía de rejuvenecimiento facial o ritidoplastia?

En general, esta cirugía consiste en estirar la piel, eliminar su exceso y reacomodar la posición de los músculos del rostro, con el fin de recuperar ángulos faciales perdidos y disminuir la flacidez y las líneas de expresión de la cara del paciente, sin cambiar sus rasgos naturales.

La ritidoplastia es una cirugía que pone a prueba todas las destrezas del cirujano plástico, debido a que las incisiones se realizan en el cuero cabelludo y alrededor del pabellón auricular para minimizar el rastro de cicatrices. Además, algunas veces el procedimiento podría requerir de incisiones dentro de la boca para el tratamiento de la zona de los pómulos y/o la mandíbula.

Al momento de la intervención quirúrgica, el médico puede trabajar tres áreas fundamentales, dependiendo de cada paciente. La primera es la región frontal, la cual incluye los párpados, en la que las incisiones se realizan en el cuero cabelludo y en la piel superior de los ojos. La segunda es la zona de las mejillas, en las que las incisiones se pueden extender hasta detrás de la oreja. La tercera es la región cervical, la cual incluye al cuello, zona que por lo general requiere de incisiones en el pliegue ubicado debajo del mentón.

La cirugía de rejuvenecimiento facial puede realizarse en conjunto con otros procedimientos, como lo son la cirugía de párpados y la elevación de la cola de la ceja. No obstante, es importante aclarar que estas intervenciones sólo disimulan el envejecimiento facial pero no lo detienen.

¿Cuánto tiempo demora una cirugía de rejuvenecimiento facial?

Este procedimiento puede durar de 2 a 5 horas, dependiendo de la zona en la que se realice o de si se combina, o no, con otras cirugías.

¿Cuánto tiempo permaneceré hospitalizado?

Según el tipo de lifting realizado, el tiempo de hospitalización suele ser de 24 a 48 horas.

¿La cirugía de rejuvenecimiento facial deja cicatriz?

Sí, pero suelen ser tan discretas que los pacientes pueden disimularlas con su cabello. Además, transcurridos seis meses de la operación, las cicatrices se vuelven cada vez menos evidentes.

¿Cómo es el postoperatorio de un rejuvenecimiento facial? y ¿qué complicaciones puedo tener?

Una vez finalizada la cirugía, se encontrará con unos tubos de drenaje y un vendaje compresivo alrededor de su cabeza, empleados para evitar la formación de hematomas.

Ya a la semana podrá retomar su vida, con algunas restricciones, aunque el tiempo de recuperación por lo general es de entre quince y veinte días, dependiendo de cada caso.

Usted puede sentir alteraciones en la sensibilidad y hormigueo, durante aproximadamente un mes. Sin embargo algunos pacientes pueden demorar hasta seis meses en recuperar la sensibilidad de su rostro.

Asimismo, en la primera semana podrá presentar hematomas en su cara, los cuales se irán tornando amarillos y desaparecerán a las dos semanas. Para minimizar el riesgo de hematomas, debe indicarle a su cirujano si tiene predisposición a los morados o si ingiere aspirina o vitamina E.

Los puntos de esta cirugía se retiran entre cinco días y dos semanas después de la operación aunque, dependiendo del tipo de cicatrización, algunos pacientes pueden presentar cicatrices gruesas o ensanchadas y ameritarán tratamiento específico o retoques.

Es muy importante que deje de fumar o de tomar corticoesteroides por lo menos dos semanas antes de la cirugía porque esto aumenta el riesgo de presentar necrosis o muerte de la piel.

¿Cómo me debo cuidar después de la cirugía?

Al día siguiente de la cirugía, usted podrá levantarse y caminar (de hecho es muy recomendable que lo haga) y deberá evitar acostarse por mucho tiempo. Al momento de acostarse, los cirujanos recomiendan mantener la cabeza algo elevada, ya que así se evitarán hematomas y la inflamación disminuirá más rápido.

Cuando el cirujano le autorice tomar una ducha, trate de lavar su cabello con un champú neutro (aunque debe evitar el uso del secador por un tiempo) y aplique algún antiséptico en las heridas, al terminar de bañarse. Después de la primera semana usted podrá usar nuevamente su maquillaje.

Asimismo, le recomendamos evitar teñir su cabello, fumar, usar piscinas, saunas o realizar actividad física fuerte (durante el primer mes). Recuerde además tomar rigurosamente la medicación formulada por su médico, usar bloqueador durante seis meses y evitar la exposición directa al sol por no menos de tres meses.